Que hacer en caso de incendio

En caso de incendioEn caso de incendio

Para protegerse, es necesario conocer las características básicas de los incendios. El incendio se propaga de manera muy rápida sin que tengamos tiempo de recoger objetos valiosos e incluso llamar por teléfono. Póngase a salvo lo más rápidamente posible.

En dos minutos un incendio puede amenazar nuestra vida y en tan solo cinco minutos, nuestra residencia puede estar totalmente envuelta en llamas.

A pesar de que las llamas son la característica más visible de un incendio, el humo es más peligroso aún si cabe ya que inhalar el aire caliente puede quemar nuestros pulmones. Asimismo, el incendio produce gases venenosos que pueden hacer que las personas inmersas en este tipo de siniestro queden desorientadas y somnolientas. En lugar de ser despertado por un incendio, puede caer en un sueño más profundo. La asfixia causa más víctimas que las quemaduras en una proporción de tres a uno.

Medidas básicas a tener en cuenta en caso de incendio

  • Instalar detectores de incendios en todas las habitaciones.
  • Elaborar y practicar un plan de escape asegurándose que toda la familia lo conoce.
  • Preparar un plano con las vías alternativas de evacuación.
  • Practicar incluso cómo evacuar el edificio con los ojos vendados, ya que en caso de incendio real es muy posible que la concentración de humo impida ver.
  • Palpar todas las puertas antes de abrirlas y si la puerta está caliente, salir por otro camino ya que el fuego está detrás.
  • Practicar como rodar por el suelo en caso de que las ropas se incendien para apagarlo.
  • Tener a la vista y cerca de los teléfonos los números de emergencia. No obstante, en caso de incendio evacue lo más rápidamente posible y salga al exterior sin entretenerse en llamadas: lo más importante son Vd. y los suyos. Llame una vez esté en el exterior.
  • Instale extintores del tipo A,B y C, aprenda su manejo y enseñe  a los restantes miembros de su familia.
  • Al cocinar, mantener el área libre de bolsas de plástico, trapos y de otros materiales susceptibles de prenderse accidentalmente.
  • En caso de incendio de la sartén y se prenda el aceite, coloque una tapa para apagar el fuego por asfixia o utilice un extintor. Nunca intente apagarlo con agua ni mueva el recipiente ya que si se derrama puede propagar el fuego rápidamente.
  • Nunca oculte cables eléctricos por debajo de las alfombras.
  • Cierre la puerta que deja tras de sí al escapar para retrasar la propagación del fuego.
  • Si se encuentra en un cuarto y la puerta está caliente, mantenga la puerta cerrada y abra una ventana para escapar o para que entre aire fresco mientras llega el equipo de rescate.
  • Si entra humo por debajo o por la parte superior de la puerta y ésta no está caliente, ábrala con lentitud e intente ponerse a salvo en el exterior.
  • Utilice las escaleras para escapar. Nunca utilice el ascensor.