¿Cómo se tratan las emergencias de incendios en Madrid?

Emergencias de incendios

Los incendios en la ciudad

Los parques de emergencias de bomberos de Madrid se están convirtiendo en uno de los más cualificados y rápidos del mundo, actúan desde apagando fuegos forestales a desastres en plena ciudad, siendo un método de referencia para otras ciudades en actuación y protección ciudadana.

Este año, por ejemplo, se han evitado desde intoxicaciones a todo tipo de accidentes con muertes seguras (de no haber sido atendidos) por la presencia de fuego tras el incendio de vehículos de dos ruedas. Por supuesto los incendios forestales también siguen siendo las causas principales de llamadas de atención y emergencia, salvando varias vidas este año y protegiendo hectáreas que se han logrado preservar sin daños.

Uno de los fuegos urbanos más populares del año ha sido el de un restaurante en la calle Núñez de Balboa, en el que el humo alarmó y se extendió de tal manera que los vecinos llamaron a los servicios de bomberos inmediatamente, por miedo a la propagación. Cuando el humo se propaga de manera tan rápida, no queda más remedio que desalojar al menos la primera planta que sigue al lugar afectado y ese fue el primer paso que siguieron para acatar el protocolo de actuación. Los pasos siguientes se repartieron entre las labores de revisión de víctimas y su rescate, la extinción del fuego y también la correcta ventilación del restaurante, siempre velando por obtener el punto de origen del fuego también denominado como foco del incendio, imprescindible para terminar con el desastre.

Sin embargo, no siempre las cosas salen bien a pesar de la profesionalidad, esto es lo que pasó en Chamartín en este mismo año, cuando un hombre que rozaba la edad de los 60 años, falleció al extenderse de manera muy repentina y rápida un fuego en su vivienda, destrozando los cimientos externos y las fachadas, provocando los desprendimientos que causaron graves daños en la vivienda y la finca, falleciendo él por quemaduras. Los bomberos sin embargo, pudieron salvar al empleado de la finca, que tan sólo se vio lastimado por una leve intoxicación causada por el abundante humo.

Los  bomberos tienen sus propios consejos para que las personas no se vean afectadas por este tipo de intoxicaciones, ente ellos, contar con las rejillas de ventilación adecuadas, estando las viviendas regidas por las últimas normas en construcción aprobadas por las entidades correspondientes. Además para la prevención de incendios en los hogares, se recomienda no dejar velas encendidas cuando no haya nadie en la habitación, no mantener encendidos y solos durante mucho tiempo aparatos de calefacción portátiles tales como estufas pequeñas y braseros y velar por la seguridad de los motores de los coches, que tampoco se deberán dejar encendidos durante mucho  tiempo en parkings e instalaciones con inadecuada ventilación.

Ante la propagación del humo, en caso de emergencia se aconseja llamar inmediatamente al 91 562 04 20 para así facilitar los datos de donde se encuentra la persona y poder recurrir a las medidas de salvación que se estimen oportunas. La correcta rapidez y actuación ante los incendios dará lugar a que se salven todavía más vidas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *