Consejos para evitar el fuego en el hogar II

Consejos para evitar el fuego en el hogar  IICONSEJOS PARA EVITAR EL FUEGO EN EL HOGAR II

Calderas de gas

Todos los elementos y aparatos que funcionan en casa con gas, disponen de una normativa específica tanto para su instalación como para las labores de mantenimiento. Ello nos obliga a mantener una ventilación adecuada en los cuartos que dispongan de algún aparato que funcione con gas. No obstante en ocasiones hacemos pequeñas reformas, por lo que no debemos de descuidar las medidas de seguridad: multiples elementos pueden causar fuego en el hogar.

Por ejemplo, en ocasiones y por diversas circunstancias podemos decidir cambiar la puerta de acceso desde la cocina al tendedero o terraza que suele albergar la caldera de gas, por lo que no debemos de olvidar, no prescindir de la rejilla de ventilación que está en la parte inferior de la misma.

 Nunca debemos de tapar las rejillas de ventilación con papel o cartón por el hecho de que en invierno nos entre aire frío, ya que esa es su función: ventilar la estancia.

Hemos de vigilar la llama de la caldera, la cual ha de ser silenciosa y de color azul, no siendo en ningún caso ni amarilla ni roja, lo que alertaría de un mal funcionamiento: llamar al técnico.

Las instalaciones de gas ciudad acceden a nuestra vivienda a través de tubo metálico y rígido, pero si disponemos de gas en bombonas, debemos de  vigilar la caducidad de los tubos de goma que conexionan la bombona con la instalación interior: el calor, las grasas o simplemente el tiempo, hacen que pierda sus propiedades iniciales.

Si en la instalación interior tenemos dudas sobre alguna fuga – llaves, uniones, etc.-, podemos comprobarlo con una solución jabonosa, no utilizando en ningún caso una llama.

Tampoco colocaremos nunca materiales inflamables cerca de la caldera y tendremos la precaución de apagarla si no la vamos a utilizar en algún tiempo y también cerraremos la llave de paso.

Nunca nos saltemos las revisiones periódicas que aconsejan los fabricantes. Evitaremos disgustos además de ahorrar dinero, ya que una mala combustión no solo pone en peligro nuestra integridad, sino que aumenta el consumo de gas.

El fuego en el hogar y los electrodomésticos

Las estufas y calentadores los mantendremos alejados de muebles, cortinas o cualquier otro tipo de material que pueda quemarse, al menos un metro de distancia.

Nos sentaremos también como mínimo a un metro de distancia de calentadores y estufas, ya que podríamos quedarnos dormidos y salir ardiendo nuestras ropas. Tampoco es aconsejable secar la ropa cerca de estas fuentes de calor. Asimismo mantendremos alejados de estufas y calentadores a los niños

Los microondas son otro de los elementos que figuran en casi todos los hogares y como fuente de calor, no debemos de descuidar su atención cuando estén funcionando, además de extremar la precaución y no introducir de manera accidental objetos metálicos. Dejaremos la puerta abierta cuando no lo utilicemos o lo desconectaremos.

Las mantas eléctricas no deben de utilizarse cuando tengan alguna marca de quemaduras. Eso significa que ha habido un sobre calentamiento y es muy peligroso, ya que podrían causarnos graves quemaduras.

Si hemos pensado adquirir una manta eléctrica nueva, asegurémonos de que tengan un sistema de protección al sobrecalentamiento

CONSEJOS PARA EVITAR EL FUEGO EN EL HOGAR  I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *