Cómo actuar,qué hacer en caso de emergencia nuclear

qué hacer en caso de emergencia nuclearQué hacer en caso de emergencia nuclear

La relativa seguridad en la que vivimos nos puede dar una falsa seguridad respecto a catástrofes que consideramos improbables. las centrales nucleares son seguras y están bajo vigilancia constante, pero otros motivos por los que podamos resultar afectados, no. Los países se arman, más que por atacar, por defenderse de ataques exteriores lo que puede conducir a un error o a un ataque de algunos fanáticos como inicio de la cadena destructiva. Por ello, no está de más el conocimiento de “cómo actuar y que hacer en caso de emergencia nuclear”

¿Qué es la energía nuclear?

La energía nuclear tiene uno de los impactos ambientales más bajos de la tierra y los recursos naturales de cualquier fuente de electricidad, produciendo grandes cantidades de energía sin los temidos efectos invernadero.

La mayor diferencia está en la forma de creación del calor. Las centrales que funcionan con combustibles fósiles queman carbón, petróleo o gas natural, mientras que las centrales nucleares producen energía a partir de la división de átomos en un proceso llamado fusión nuclear, siendo el combustible utilizado el uranio enriquecido.

El uranio es un abundante elemento que se encuentra en la mayoría de las rocas, que a medida que se descompone o se desintegra produce calor en la corteza terrestre, un proceso similar al que genera el calor dentro de un reactor nuclear.

¿Qué es una explosión nuclear?

El mayor riesgo de explosiones nucleares no proviene como podemos pensar de un accidente en una planta nuclear, sino de cualquier acción terrorista por individuos que haya tenido acceso a cualquier dispositivo nuclear (misiles o cualesquiera dispositivos nucleares improvisados llamados IDN)

Una explosión nuclear es una explosión que genera luz y calor, esparciendo material radioactivo que contamina la superficie terrestre y sus aguas. Todas las explosiones nucleares van seguidas de una luz cegadora, radiación térmica que provoca incendios, además de los incendios secundarios causados por la destrucción.

Daños a la salud por la exposición de radiación

Un superviviente de la explosión o accidente, en solo 8 días de exposición a la radiación del I–131(uno de los principales productos de la fisión nuclear del uranio y el plutonio) disminuye las expectativas de vida a la mitad, además de aumentar el riesgo de cáncer de tiroides durante muchos años –al menos 20– después de la exposición inicial.

Prevención de daños de explosión o accidente nuclear

En los países de nuestro entorno en general y en España en particular, no somos conscientes ni tenemos cultura de prevención como ocurre en otros países, por ejemplo en  Estados Unidos.

El miedo a algún ataque masivo de tipo nuclear, aunque actualmente es más improbable, condujo en muchos casos a construir refugios bajo tierra para la protección familiar.

Los tres factores para protegerse de los efectos mortales de la radiación son:

Distancia: a cuanta más, mejor. Si se encuentra en pisos de gran altura, descienda a sótanos o pisos inferiores, ya que a más altura, más riesgo de ser atrapados por las partículas de precipitación.

Blindaje: cuanto más pesado y denso sea el material que nos separa del exterior, menor es la exposición: muros gruesos de hormigón, de ladrillo macizo, o mejor aún, la tierra.

Tiempo: la mayor amenaza para las personas dura aproximadamente dos semanas, tiempo durante el cual la lluvia radioactiva pierde intensidad disminuyendo al 1% aproximadamente.

Como en casi todas las situaciones en que existe riesgo para las personas, es importante  si no imprescindible, un plan de actuación. Vivimos de manera pacífica y estamos más o menos informados de las políticas en el mundo que pasan por temerse los unos a los otros, ya que en caso de ataque nuclear todos los países perderían. No habría un ganador, porque las fuerzas y la tecnología entre las mayores potencias está lo suficientemente equilibrada.

No obstante no está de más el saber qué hacer en caso de emergencia nuclear  así como conocer un plan básico para protegerse y proteger a su familia en caso de peligro de una explosión o accidente nuclear.

  • Preparar un plan de emergencia entre todos los miembros de la familia, ya que si ocurre un desastre es importante conocer la manera de comunicarse todos entre si, y la forma de agruparse. Ello incluye elegir un lugar de reunión, tanto dentro como fuera de su vecindario.
  • Tener localizados los lugares, tanto públicos como privados que ofrezcan refugio en sótanos e incluso en las zonas subterráneas de metro o túneles.
  • Si vive en un piso de gran altura, desplazarse hacia alturas inferiores ya que la nube radioactiva afecta más a niveles superiores.
  • Si la amenaza es fuerte, tanto por un accidente de una planta nuclear que tenga cerca como en caso de emergencia de ataque terrorista, prepare provisiones de emergencia: agua y alimentos perecederos al menos para dos semanas.

Tenga siempre presente, que no existen refugios de ningún tipo que nos protejan de una explosión directa, y muy pocos que protejan de la radiación inicial, el calor y el fuego. En cambio, la protección de la llamada “lluvia radioactiva “puede estar en cualquier espacio protegido siempre que el techo y paredes sean lo suficientemente gruesos y densos para absorber la radiación emitida por las partículas de precipitación.

Qué hacer en caso de emergencia nuclear

Hay unas medidas básicas que en el caso de un accidente o explosión nuclear nuclear y que todos deberíamos conocer. Si está al aire libre:

  • Quítese la ropa, métala en una bolsa de plástico, átela y manténgala tan lejos de Vd. como pueda. Con este acto se puede eliminar hasta el 90% de la contaminación radioactiva.
  • Si es posible dúchese con mucha agua y jabón para eliminar el resto de contaminación radioactiva, pero sin rascar ni frotar la piel.
  • Lavarse el cabello con champú o jabón y agua, evitando el uso de acondicionador del cabello que dificultará al enjuague a fondo.
  • Soplar suavemente la nariz, limpiarse los párpados y las pestañas, así como los oídos con un paño limpio y húmedo.
  • Si no puede ducharse, lávese con un paño húmedo y limpio para lavar la piel que no estaba protegida por la ropa.

Fuentes

http://www.enec.gov.ae/learn–about–nuclear–energy/how–does–nuclear–energy–work/#uranium

https://www.ready.gov/es

Qué hacer en caso de emergencia nuclear