Protección civil y prevención de incendios en ciudades

protección civil y bomberosProtección Civil y Bomberos

En las grandes ciudades se están llevando a cabo desde hace mucho tiempo planes activos de prevención de incendios en colaboración con Protección civil, hecho imprescindible para  que las ciudades estén preparadas ante cualquier tipo de emergencia que ponga en peligro la seguridad de sus ciudadanos.

El protocolo de prevención ha diseñado que  a lo largo de todo el año se desarrollen al menos varios sistemas de actuación e improvisación en simulacros de emergencia, lo que hará que los profesionales tengan más herramientas para poder desempeñar un mejor trabajo con  muchas más probabilidades de éxito, tanto en la evacuación de edificios como en la salvación de diferentes personas que pudieran estar en peligro.

En estas actuaciones tiene gran protagonismo el personal de Protección Civil, imprescindible en todas las labores de salvamento y rescate-, así como en elaboración y promoción de campañas de concienciación y sensibilización de la población.

También se valora la seguridad en las empresas, tanto de servicio social como educativo y en los sectores laborales, haciendo que se elaboren diferentes inspecciones de prevención para valorar si los edificios están dañados en alguna de sus estructuras o si corren peligro de ser mal evacuados o de contar con herramientas insuficientes para utilizar las correctas medidas de emergencia en caso de que se necesite.

Las actividades que más se realizan en su mayoría son los asesoramientos técnicos, los cuales permiten una correcta valoración y el cambio de maquinaria o herramientas, si es necesario para lograr un rendimiento óptimo en los trabajos y en el día a día de la empresa.

Para eso, tanto los cuerpos de Bomberos como los de Protección Civil trabajan realizando estudios previos y análisis de aquellos edificios que representan mayor riesgo de padecer algún derrumbamiento o incendio por poseer una maquinaria inflamable. Es por ello, que cada vez que necesites hacer una instalación u obra en tu local o edificio que conlleve riesgo, presentes –obligatoriamente– un estudio de protección de incendios para que los bomberos puedan realizar posteriormente la inspección valorando si cumple con los requisitos.

En todos los casos es conveniente contactar con un profesional para realizar los cambios exigidos, no solo porque con toda probabilidad se realizará una segunda inspección para valorar si se está o no cumpliendo el plan, sino –y lo más importante–, por motivos de seguridad.

La inspección técnica de edificios

De manera casi constante tenemos noticias de derrumbes de edificios sobre todo en los cascos históricos de las ciudades lo que pone en relieve el mal estado de conservación de muchos de ellos.

Los técnicos –Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación–,alertan  de la falta de mantenimiento en estas zonas donde abundan las construcciones con un elevado número de años, en cuya construcción no existía la normativa ni los estudios existentes hoy en día respecto a los materiales empleados y la técnica de montaje. Esto lo veremos en más profundidad más adelante. Tan solo un dato más: de todo el parque existente que obligatoriamente debe de pasar la ITE, tan solo un 4% lo ha hecho. Luego nos echamos las manos a la cabeza cuando leemos noticias de siniestros en los cuales ha habido hundimiento.

Además de un análisis antes de las obras y durante, también se suele planificar una última revisión antes de conceder la Cédula de Habitabilidad para verificar que todo está bien y así descartar todo tipo de problemas futuros. Los lugares más peligrosos y en los que es más probable que se presente un accidente son los edificios que contienen pirotecnia, los que tienen en su interior materiales inflamables  de origen químico y las grandes superficies industriales que contienen soldadura y máquinas que puedan provocar cortocircuitos. Para todos ellos, existe una reglamentación específica basadas en cinco configuraciones en base  a su ubicación y entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *